¿Por qué no encuentro mis fotos?

Buscando¿Por qué no encuentro mis fotos? A todos nos ha pasado y lo sabes. Conocemos la foto que buscamos. la de Conchi, que vino con una mini de impresión a la fiesta de Blas. ¿Hará un par de años? Pero ¿dónde guarde esas fotos?, en ¿amigos de la universidad? ¿Vacaciones? ¿O en varias? Y ¿si la busco por fechas? No, porque la foto me la pasó Rosa de su cámara que siempre arranca el 1 de enero del 2000. En definitiva hemos activado todos nuestros mecanismos de memoria humana y recordamos lo que buscamos pero estos no nos valen para el mundo digital. A partir de aquí me lanzo a hacer búsquedas en el disco duro con mayor o menor éxito. (Pero con mucho esfuerzo) ¿El problema está en cómo guardo las fotos, en cómo las busco, o en ambos?

Pero ¿Por qué no encuentro mis fotos? Quizá sea ahora el momento de hablar de las distintas memorias humanas. De largo plazo: episódica, semántica, perceptiva. De corto plazo, operativa, y la memoria procedimental. Reconozco que la primera vez que tome contacto con esta clasificación fui bastante escéptico y como ingeniero lego en el tema lo tomé como un buen modelo simplificado de aproximación al  tema. Pero fundamentalmente dos evidencias me hicieron tomar confianza. A saber:

Francis Eustache y Beatrice Desgranges

más información en: http://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/numeros/2010/7/hacia-un-modelo-unificado-de-la-memoria-8294 de Francis Eustache y Beatrice Desgranges

  • los amnésicos, que son capaces de mantener su memoria semántica, que río pasa por Paris, los estudios realizados en su formación académica pero nada relacionado  con episodios concretos de su vida. (memoria episódica).
  • La cartografía cerebral que revelan que estás distintas memorias,  activan distintas áreas de nuestro cerebro, y por tanto están diferenciadas.

Pero ¿Por qué no encuentro mis fotos? Evidentemente la red, en donde guardamos nuestros recuerdos no tiene diferenciadas ni por asomo estás distintas funcionalidades propias de cada tipo de memoria. Es más, probablemente guardemos nuestras fotos, por concretar,  pensando sólo en el aquí y ahora. Cuando en realidad los humanos apenas recordamos unos días concretos de nuestra vida. El 11 de Septiembre, Cuando nos casamos, (y porque nos obligan a recordarlo), y un par de fechas más.

The Big Bang Theory

Otras simplemente las recordamos por la carga emotiva que conllevan, aunque probablemente recordemos el lugar, las sensaciones, la fecha aproximada, y una versión muy subjetiva de la misma. En mi caso por ejemplo, rememoro perfectamente el recuerdo de cuando conocí a mi mujer, el lugar, para nada la fecha, y desde luego mi correcta versión no coincide nada más que en un 70 % con la de ella. (Bueno ahora estamos hablando de recuperar recuerdos, no de su veracidad)

hercules y cerberosEn definitiva no encontramos nuestras fotos probablemente porque las estamos guardando de la peor forma posible de acuerdo con nuestra naturaleza humana. Dos cosas otra vez:

  • En nuestro modelo de Yo Digital, intentamos soslayar este problema uniendo a todos los datos del recuerdo, foto por ejemplo, con la carga emocional del instante.
  • Pensamos tener este modelo en plan beta en 3 meses. (¿Te apuntas a probarlo?)

Fdo: elgatofelino

 

La Inteligencia Aumentada


EinsteinEs curioso que aún no se haya explotado el concepto de la inteligencia aumentada. En un mundo donde dominan los palabros de moda, “big data”, realidad aumentada, internet de la cosas, etc. … parece que tenemos miedo a pronunciar el de inteligencia aumentada. No todos al menos, y si no leer la entrevista a Ray Kurzweil, director de ingeniería de Google, quién vaticina que en 2030, podremos conectar nuestro cerebro a otro exterior, en la nube, que lo hará más potente.

Esto sí que es el concepto del Yo digital. No sólo nuestra memoria, la que nos trascienda estará en la nube, sino que nuestra inteligencia, o parte de ella, también. Realmente coincido bastante con esta aproximación. A saber, internet no nos ha hecho más listos, la impresionante cantidad de gadgets que nos rodean no han multiplicado nuestra capacidad de atención, eso sí nos hacen estar más preparados para hacer varias cosas a la vez, seamos o no nativos digitales. Por ejemplo en el S XX para manejar el coche sólo había que conducirlo ahora además el tenemos que tratar con el móvil y programar e interactuar con el GPS como poco.

Otra idea para potenciar nuestro intelecto sería recurrir a drogas, potenciadores cerebrales, y ahí la industria farmacéutica tiene su campo. Forbes lo identifica como el negocio del trillón de dólares. Evidentemente tendría éxito pero entraríamos en el campo del doping.  Si pienso que tiene más sentido la primera aproximación es porque el ser humano siempre se ha adaptado al medio, creando herramientas del mismo, y hoy por hoy el medio en el que nos desenvolvemos es digital.

Dos Niveles Inteligencia

Para más información: http://bit.ly/1xkLGAq


A la hora de analizar nuestra inteligencia, me parece interesante la aproximación de dividirla en dos tipos, la computacional, que conforma la parte inconsciente de intelecto y se la relaciona con los automatismos adquiridos y  la creatividad y la ejecutiva, que pertenece al nivel consciente y sería la sede de la capacidad de decisión, el autocontrol y en último término de la libertad individual.

Inspiración

Muchos genios reconocen que las soluciones se le aparecen como por magia y no por sesudas sesiones de esfuerzo. Aquí hay cierta analogía con el mundo digital actual donde obtenemos resultados sin teorías previas gracias al big data. Luego debemos decidir si los hacemos o no caso.

Esta teoría coincide con la del psicólogo premio nobel de economía Daniel Kahneman. En su libro “Pensar rápido, pensar lento” distingue entre los dos sistemas, uno rápido instintivo y emocional y otro más lento, deliberativo y lógico que exige además concentración y esfuerzo. Vamos como si tuviésemos nuestro big data interno que nos lanza soluciones pero que luego debemos discernir si las seguimos o no, u optar entre ellas.

Me quedan muchas dudas: que parte de nuestra inteligencia dejaremos en la red, la emocional o la ejecutiva. Miedo me da. Claro que la solución si existe, no tiene por qué ser única.

mente_sana_cuerpo_sanoOtra cuestión es si este paso será reversible. Si de una inteligencia aumentada podremos regresar a una inteligencia sin ayuda. Según hemos ido evolucionando ya no sabemos utilizar técnicas de épocas pasadas, en automoción hemos olvidado cosas como cambiar una bujía, y si fuésemos más atrás, y si tuviésemos que tratar con caballos. Y de ligar no hablamos, seríamos capaces de hacerlo mediante bailes a media luz en discotecas tipo SXX en lugar de en portales de contactos. Claro que eso es sexualidad aumentada que vende más.

 

 

Cuando Google tomó consciencia de sí mismo.

Cuando Google tomó consciencia de sí mismo

No se sabe a ciencia cierta cuando Google empezó a ser dotado de IA (Inteligencia artificial) pero el 21 Octubre 2015 tomó consciencia de sí mismo y obró en consecuencia.
Dos cosas:

  • Tomé la fecha del 21 Octubre 2015, porque es cuando Marty Mcfly llega al futuro en la célebre trilogía de regreso al futuro.
  • Tomé el título de este blog de Terminator, cuando skynet red neuronal equipada con IA, aprende exponencialmente, toma conciencia de sí misma y decide que los humanos son un peligro para su propia existencia.

Según la saga de Terminator esto sucedió el 29 de agosto de 1997, afortunadamente hemos pasado esta fecha sin el holocausto, pero la del regreso al futuro está aun por devenir. Entonces, ¿qué sucedería si Google, el sistema que mejor conoce la red y sus integrantes, nosotros, tomase inteligentemente conciencia de sí mismo, y obrase a su libre albedrío? ¿No da un poquito de miedo?

Te acuerdas de cuando había privacidad

No lo considero un escenario probable a corto plazo aunque si plausible a medio. A ver, en un mundo digital, con una feroz competencia para gobernar la red social a nivel global, se están usando todo tipo de know-how, big data, IA,… todo vale, lo importante es vencer no participar y quien antes logre incorporar estas tecnologías tendrá una ventaja insuperable. No habrá alianzas. Por qué Google. Seguramente a mí Google me conoce mejor que Facebook, y lo veo mejor posicionado aunque su red social es una piltrafa. Más riesgos: cada vez importan más los resultados e incluso con big data los obtenemos sin necesidad de haber formulado hipótesis que los expliquen. (Vease: Críticas a Big Data o Problemas de la inducción). El error que se produzca puede ser enorme.
Recuerde el alma dormida, avive el seso y despierte.  En fin, esto solo pretende ser un toque de atención para preservar nuestra intimidad y privacidad en la red porque todo puede ir a peor. Me decía un antiguo jefe, en otra crisis, que el objetivo de toda empresa es sobrevivir. Y qué haría el gran sistema controlador y regulador de la red para tal fin una vez superados sus directivos y apartados sus ejecutivos del proceso de decisión. No seríamos todos los integrantes de la red social considerados como meros recursos a su servicio. Pero eso es otra saga y se llama Matrix.

The-Matrix

Un pupurrí de ciencia ficción.

Más que nunca todos somos Charlie Hebdo

elgatofelino

PD: (Je suis #CharlieHebdo)

 

Cuándo vendí mi alma a Google

vendi mi alma Antaño, ha mucho tiempo ya, por el verano de 2007, comenzamos este blog con la ilusión de adentrarnos en nuestro Yo Digital, de advertir de los peligros de exponer nuestra psique en la red, y de la necesidad de cambiar o conjugar el enfoque con que lo hacemos. Si como humanos nos guiamos por emociones, por qué no plasmarlas en la web. Además iniciamos esa etapa con un slogan tan inspirado como el que figura en la cabecera de este blog. “Existo, luego estoy en la red”

Hogaño, ahora, retomamos de nuevo esta labor con más ilusión y más pecados. De ahí este título, “Cuándo vendí mi alma a Google”, sólo tengo que entrar en mi navegador y ver todos los anuncios de aquello que alguna vez anhelé en Internet. El sofá que nunca me compré, el dron con cámara que me interesó, y algún pecadillo más que deseé. Aunque quizá, ahora que están los reyes magos cerca, no estaría de más remarcarlo. Pero a lo que vamos, ¿cómo he podido cometer tantas indiscreciones?

confesionario facebookAdemás mis pecados son de todo tipo, pensamiento, obra y omisión. De pensamiento y obra, cuando admito que se recaben mis cookies, y de omisión cuando admito instalar cualquier app, sin leerme las condiciones, y claro, dejo acceso a mis contactos, mis fotos, mis ubicaciones,…, pasadas, presentes y futuras. ¿Y a cambio de qué? ¿Merece la pena? Además ya sabemos que el olvido digital, para bien o para mal, no existe. Son las nuevas reglas del juego.


De cualquier manera estamos contentos con haber reflotado el blog, y esperamos tras esta etapa de silencio poder seguir reflexionando acerca de las bondades y peligros del ciberespacio. De cómo fusionar nuestro yo digital y nuestro yo psíquico a sabiendas de que de prevalecer lo hará el primero y de que visto lo visto es el único por el que se me conoce, incluso por las mayoría de mis contactos en las redes sociales, Linkedin, Facebook, google+,…

En esta nueva etapa lamento no tener aun los suficientes conocimientos como para poder desarrollar un confesor digital, ya que vamos de pecados, alguna app a la que poder contarle aquello de lo que me arrepiento y que así no me lo vuelva a mostrar mientras navego. Claro, que yo podré obviar que una vez quise un dron con cámara, pero la empresa que lo ofertó, o la chica con la que chateé, jamás olvidará que yo una vez la deseé. (y que bueno sería de vez en cuando rememorar mis pecados confesos)

Mis pecados olvidados

 

 

Me emociono, luego vivo (Incluso en la red)

ente emocionalLa vida son emociones. Pienso luego existo. Me emociono luego vivo. Y claro está, además vivo, existo y me emociono en la red. Si no estuviese en la red, no existiría, al menos para ti que nunca me has visto. El lema de este blog está en la parte superior derecha. Existo, luego estoy en la red. Y todo el mundo parece aceptarlo.

Pero ¿y las emociones? ¿Cómo se plasman en la red? Pues como en la vida misma, no se plasman. Tenemos que intuirlas implícitamente cuando interactuamos con un interlocutor o con nuestros recuerdos.

  • Es decir que tenemos que intuir el humor que tiene con quién chateamos a través de un Whatsapp, ¿Tomamos pistas sobre su personalidad a través de la foto que tiene puesta en su perfil? Seguramente sí. (Y somos bastantes condescendientes)
  • ¿Y con nuestros recuerdos? Que emoción nos despierta cuando visualizamos hoy una foto que guardamos en nuestra memoria virtual de la red hace años. Pues seguramente, nos evocará las emociones que estén asociadas a la persona o paraje en cuestión de la foto, tal como lo sentimos ahora, y no como cuando guardamos la foto. Es decir, si rompimos con la chica de la foto, indiferencia en el mejor de los casos, nada parecido a la lluvia de neurotransmisores, endorfinas, dopaminas, y demás ingredientes del coctel que generó nuestro sistema límbico.

desencuentro¿Hemos perdido algo? No, pero tenemos mucho que ganar. ¿Y si guardásemos nuestros recuerdos y contactos virtuales junto con las emociones que tenemos justo cuando los grabamos en la red? Es lo que estamos desarrollando el prototipo del YoDigital que tendremos en Julio. Te imaginas poder tracear las distintas emociones que te ha ido provocando cada persona en particular. ¿Cuánto matrimonios se sorprenderían de las emociones que tenían asociadas a sus parejas? Y sobre nosotros mismos. Si comparásemos el nivel nuestro de autoestima y lo correlasemos con nuestra situación profesional, de pareja/parejas, física, etc … Igual veríamos claramente qué es lo que realmente nos importa.

Aunque en el fondo daría igual, cada vez que sentimos una emoción la vivimos cada uno de nuestra manera, personal e intransferible. Estoy seguro que mi sentido del miedo o enamoramiento, nada tiene que ver con el de mi vecino. Y cuando estamos sintiendo una emoción profunda nadie se para a pensar que neurotransmisor se está activando, simplemente huimos, o besamos. Pero el tener constancia de que fue lo que sentimos en cada ocasión puede abrir una nueva dimensión en las búsquedas y estructura de la red.

A ver qué oferta nos hace Facebook. ¡¡¡Ya está tardando!!!

mark-zuckerberg-comic

Ronaldo vence a Messi.

Ronaldo vs MessiNo sé si la verdad es única o no. Pero lo cierto es que existen muchas realidades. La realidad física, la psicológica, y hace ya unas décadas la digital. La primera es fácilmente medible, Ronaldo es más alto que Messi, la psicológica no lo es, probablemente sea la más compleja, (¿le damos una pequeña ventaja a Messi por ser argentino?) Y luego viene la digital, Ronaldo marca 15 millones de goles más que Messi. Según las estadísticas del FIFA 14.

Cuando nací la última no existía. No había un mundo digital compartido por la humanidad como sucede ahora donde un porcentaje muy importante de la población vive en las redes sociales (Al menos a ratos). Y el mundo digital es fácilmente medible a través de la estadística. Claro que luego la interpretación de la estadística y su manipulación puede resultar el arte psicológico del momento. Y si no, remitámonos a la explicación de cualquier resultado electoral.
Ronaldo comandante¿Y si las distintas realidades conformasen la verdad? Ni de coña, aun siendo más bajo, y metiendo menos goles, psicológicamente Messi es el mejor, y eso para cada individuo es lo importante. Ya se juzgue con el corazón, o se sea un anciano “bienintencionado” tipo Blatter. Pero las realidades medibles están ahí. Y Ronaldo es el mejor en el mundo digital.

Hace unas décadas existían guerras frías, que puede que se ganasen por el factor psicológico, la propaganda y la publicidad (y por supuesto la economía). Ahora existen ciberguerras (NSA, China, Prisma, Snowden, Wikileaks,…). No sé quién está venciendo, pero me llama la atención de que esta guerra digital no la gane un equipo anglosajón, sino el Real Madrid, es más, según número de fans por goleada. Algo se le está pasando a alguien. Y es que, en el mundo digital,
¿también mandará el corazón?
fifa 14 top
Numero de Fans en FIFA 14:

  1. Real Madrid, con 717.000
  2. FC Barcelona con 643.000
  3. Manchester United con 631.000

Evidentemente este triunfo por goleada del Real Madrid aun no da para ir a La Cibeles pero en un mundo digital de marcado acento inglés siempre es un triunfo ganar una batalla en español. Además, ¿existe un ciberdeporte más importante que el futbol? (Formula I, Basket, atletismo, …)

Y si fuese por el corazón siempre nos quedará Nadal.Nadal
Fdo: elgatofelino.

 

 

Hipertimesia, una memoria superior.

El cartero siempre llama dos vecesEra un día cualquiera por la mañana, casualmente estaba en casa, llamó el cartero, subió y me hizo firmar la recepción de una carta. Mal asunto. Efectivamente una multa, 200 €, la mitad por pronto pago, razón haber aparcado en doble fila en la puerta de mi casa. ¿Sería verdad? Que hacía yo a las 17:07 horas 20 días atrás. Ni idea. ¿Y tú, sabes que hacías?
Sin embargo esto no sería un problema para Jill Price,  quién padece o goza de hipertimesia, es decir de una memoria autobiográfica superior. Jill recuerda los detalles de su vida desde que tenía 14 años. Su caso fue estudiado por la Universidad de California en Irvine. Además recuerda datos de relevancia publica asociados a cada día, así en los test de constatación por parte de esta universidad sólo falló en la fecha de ocupación de la embajada de EEUU en Irán. Posteriormente se comprobó que los datos de la universidad estaban mal y Jill tenía razón.
Que hice yo para recordar lo que estaba haciendo. Bueno, la verdad es que la multa fue un viernes, justo cuando cargo el coche para salir de fin de semana. El “bendito” guardia seguro que tenía razón y me pillo mientras entraba y salía para ir metiendo las maletas. Pero no recuerdo apenas nada. Incluso esto lo deduzco, más que recordarlo.

 

mas cartero y jessicaTESIS. Mi Yo Digital es hipertisemico.

Y si hubiese pedido ayuda a mi Yo Digital. Podría al menos tener una capacidad Hipertimésica digital. A ver, consulté mis interacciones digitales, correos, twitters. entradas en redes sociales de ese día, agenda electrónica, fotos, …

 

 

ANTITESIS.

JessicaNo hizo falta formular ninguna antítesis y además fue muy deprimente. Los correos de ese día eran anodinos, y delataban que realice un trabajo rutinario y para más inri también había una amplia colección de spam en todas mis cuentas, profesionales y particulares. Y por la tarde, periodo en cuestión, no realice ninguna iteración digital. (Probablemente porque estaba cargando el coche y luego viajando). Que día más anodino debió ser, sólo lo sacó de la insustancialidad el hecho de la multa. ¿Un día para olvidar?

Bueno, podría ser un día malo. Hice otra prueba, elegí un día anodino al azar y … Nada, apenas algún recuerdo autobiográfico. Así que hice pruebas con aquellos días en que podría tener algo más de éxito, como cuando escribí en Facebook eso que me lleno de orgullo hace un año y pico de: “A pesar de ser ingeniero de teleko, 2 masters y un MBA, he sido capaz de arreglar la lámpara!!!! ”Resultado: fracaso absoluto otra vez, recuerdo solo las sensaciones y emociones que me produjeron las respuestas y bromas de mis colegas, como por ejemplo la envidia de los informáticos, que son de Software. No recuerdo ni la lámpara que arreglé.

SÍNTESIS

  • Actualmente la red y nuestro mundo digital no está diseñado para poder recordar autobiográficamente el día a día. Como nosotros mismos tampoco lo estamos, al menos que seamos del club de Jill Price.
  • Para que sirviese para este fin nuestro mundo digital debería incluir nuestro estado emocional en cada interacción.
  • Tengo una gran capacidad de abstracción y olvido lo anodino. (Es broma pero este tema no me va a hundir el ego)

Bueno, y quién quiere una memoria hipertisemica con esta crisis y esos días tan anodinos cuando no desastrosos que tenemos y lo sano que es olvidarlos. Yo al menos me conformo y me enorgullezco de ser coherente. Cuando iba a crear un un apartado digital para la multa, vi que ya tenía un directorio creado con el mismo nombre y en el mismo sitio elegido con otra multa de hace tres años. Supera eso Jill.El cartero siempre...

 

La muerte aun no es digital

La vida está en la red (también) y en los momentos más emotivos, echo en falta la red.Muerte Digital

  • En los más tontos. El viernes noche, oyendo música de los 80’s al calor de chimenea, con unas copas, en el Reciclaje, eché mano del Shazam para buscar la letra exacta de una canción. Afortunadamente o no, no había cobertura
  • En los más transcendentes. El sábado por la mañana cuando tuve que acompañar a un familiar al tanatorio.

En el mundo de pantalla de plasma en el que vivimos me llamo la atención que no hubiese ninguna en la estancia donde velábamos al difunto. Cuando me preguntaron porque la echaba de menos respondí que en mi velatorio colgaría aquellos recuerdos por los que quería ser recordado. Mis fotos, la de mis más queridos amigos, mis tristezas y alegrías. (Vamos que sería capaz hasta de colgar el gol de Iniesta y a todos abrazándonos y dando brincos de alegría). Además seguro que estos recuerdos daban pie a conversaciones al respecto del finado, en este caso de mí, y seguro que, se miraba más la pantalla digital que el icono de mi cuerpo biológico confinado en el ataúd. Ante la cara circunspecta de los presentes opte por dejar el tema, mimetizarme con el ambiente inerte y volverme invisible.Mi ataud?
Pero seguía pensando al respecto. Vamos, que incluso, si no fuese tan vago o me fuese a morir a corto plazo, diseñaría un Yo Digital Post Mortem por niveles de confidencialidad, y así a todo aquel que se acercase a donde me metiesen una vez finado le revelaría mi Yo (por Wifi local y para que lo reprodujese en su Smartphone). Por niveles, intimando más o menos según hubiésemos intimado en la otra vida.
pirámide digitalPensaba, que fácil es ahora construirte tu propia pirámide post morten, y además te puedes llevar también tus tesoros digitales contigo. (Desde las claves de tu música on-line, por ejemplo, hasta los secretos mejor guardados e inconfesables) Claro que esto daría pie a una nueva generación de profanadores de tumbas digitales. ¿Qué no? Porque murió hace 50 años y no había herencia digital, pero cuanto profanador se acercaría a la pirámide digital de JFK para buscar sus recuerdos con Marilyn. Y otras cosas de mayor calado. Porque lo que tengo claro es que esto acabará siendo tendencia y hasta Google dedicará desarrollos para ordenar los Yoes digitales port morten de sus extintos clientes.
También tengo claro que no tengo ninguna gana de iniciar con mi ejemplo esta tendencia ni a medio ni largo plazo, y de que a lo mejor es bueno combinar momentos tontos oyendo y tomando copas el viernes noche para luego enfrentarte al crudo destino el sábado por la mañana.

Marilyn Monroe

Paradojas de la inteligencia, los genes y las redes sociales

digital portrait¿El inteligente nace o se hace? ¿Y el artista? Me preocupa el tema, sobre todo ahora que estoy más ocioso. Hay mucha literatura y estudios sobre el tema. Qué es más importante, la carga genética con la que nacemos o el entorno donde nos criamos, educamos. La mayoría de lo que leo me parece partidista, sobre todo si se expanden las conclusiones más allá del estudio de individuos, como por ejemplo gemelos separados al nacer, a poblaciones o grupos étnicos. ¿Son los blancos más listos que los negros? Y de paso más ricos. Cuál es la causa y cual el efecto.
Al final voy sacando conclusiones que por ahora solo me sirven para mí. Y son muy paradójicas. Por ejemplo no sé analíticamente que es la inteligencia, socialmente hay una nebulosa sobre lo que significa para cada cual y cada persona tiene su percepción de la misma, sin embargo, paradójicamente parece estar aceptado como se mide con el CI, coeficiente intelectual.
inteligencia-artificialY qué decir de la inteligencia emocional como la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. Pero paradójicamente una gran parte de los integrantes de la sociedad del conocimiento e información nos pasamos interactuando con otros seres digitales a través de un PC, donde las reglas para empatizar son nuevas y cambiantes. ¿Se empatiza igual en Facebook, que en twitter, que por mail? Y si aparece una nueva red o interfaz, ¿cambian un poco las reglas para empatizar?
Más paradojas, si se repite un test de inteligencia, ¿volveremos a obtener la misma puntuación?
El CI mide la distribución de tu inteligencia de acuerdo a unos baremos cambiantes, esto es: el 50 % de los humanos se encuentra entre el 90 %y 110 % del CI, y sólo un 2,5 % está por encima del 130% o por debajo del 70%.

CI
Otra paradoja más. El efecto Flynn. (James. R.Flynn) El CI de los países industrializados se está incrementando en las últimas décadas, por lo que los test se reajustan de acorde a los nuevos resultados.
Si esto fuese así, tenderíamos a agradecérselo a influencia de la red en la cotidianidad de nuestra vida. ¿No? O quizá se deba más a décadas continuas de educación, más al ambiente que los genes, y aun a pesar de las redes sociales. ¿No será que estamos haciendo los test del CI a nuestra imagen y semejanza?
Personalmente creo que la red nos facilita enormemente el acceso a la información, al conocimiento, y así, ejercitando la mente nos hacemos más hábiles en la medida en que nuestro ecosistema nos demanda. Evolucionamos de acuerdo a nuestro entorno como ya hicimos como especie en la sabana africana.

facebook
Sin embargo tengo mis dudas que más de 30 minutos al día en Facebook incremente nuestro intelecto o nuestra inteligencia emocional. (más del 80 % de mis contactos de Facebook, que no amigos, dudo que los vuelva a ver presencialmente). Es más, considero que Facebook tiene una interfaz engorrosa poco inteligente y ergonómica. Estoy deseando que se cumplan los vaticinios que dicen que en tres años desaparece. Pero mientras tanto, la mayoría de mis amigos y contactos están allí.
Bueno, lo que es cierto es que la red cada vez es más inteligente. Y espero que las redes sociales también evolucionen y se hagan más abiertas, descentralizadas, interoperables, democráticas y que garanticen nuestra privacidad… En fin, como todos los años se lo pediré a los reyes magos, Google, Facebook y Baltasar.

reyes2

Mi mente decimonónica y Facebook.

bba_einsteinLeía que en mente y cerebro que como especie poseemos una autoconciencia innata y natural de nuestro ser. Que nos proyectamos viajando hacía el pasado y futuro basándonos en nuestros recuerdos a largo plazo y en el autoconocimiento de nosotros mismos, autoesquema. Que esta habilidad innata como especie no sólo la aplicamos a nosotros mismos, sino que catalogamos igualmente a todos los que conocemos, por sus rasgos físicos, su cara, sus gestos su voz… Lo que nos ayuda a predecir comportamientos y actitudes.

Y en esto llego el mundo digital, y Facebook y las redes sociales. De pequeño mi madre nunca se equivocó catalogando a todos mis amigos tras un breve vistazo, y supongo que mi abuela hizo lo propio con los amigos de mi madre, pero que harían ahora cuando la primera impresión viene por oleadas y siempre es digital. Nada de contexto no verbal, nada de expresiones, ni apariencias reales.
Abuelas en Facebook

El mundo digital tan real como el físico, o más, es inventado y las reglas que lo rigen también, aunque se van asentando. Veo a mis nativos digitales como se adaptan de una red social a otra según dicta la moda, desde Tuenti a Facebook, desde whatapps endógenos a ampliar sus círculos con twitters entre desconocidos. Y en el ámbito laboral también. El primer conocimiento siempre es digital. Y si buscamos información de alguien nos vamos a su linkedid, su Facebook, su blog, … (Sus presentaciones de powerpoint y mails los preceden, porque lo que es escribir en Word, cada vez se escribe menos). ¿Qué nos estamos perdiendo?
Cuando de pequeño cayó en mis manos el libro de El Chacal, me sorprendió la capacidad analítica de aquel asesino tan anglosajón, tan poco mediterráneo, tan poco emocional. De hecho tuve una época en la que intente apartar todas las emociones a la hora de actuar ante cualquier situación. No me dio resultado era ir contra natura, aunque sigo intentando desligar mis emociones y vivencias ante la resolución de cualquier nuevo problema matemático.

ligando en la red II¿Pero realizar el esquema de cualquier nuevo ente digital es o no un problema matemático? Supongo que no. Que todos tenemos que ir aprendiendo a esquematizar intuitivamente a todos nuestros congéneres digitales y a impregnarlos de emociones análogamente a como pre enjuiciábamos con nuestra mente decimonónica. De hecho es uno de los objetivos del Yo Digital en donde escribimos, añadir emociones a nuestros recuerdos y vivencias digitales. Y no somos los únicos, Google también esta pintando mapas emocionales.

Ah se me olvidaba, todavía en la mayoría de los casos, la prueba del nueve sigue siendo presencial, a la antigua usanza, tanto para conseguir un trabajo, con una entrevista, como para consumar un ligue digital, con unas copas. ¿O no?

 hombre-maquina