Me emociono, luego vivo (Incluso en la red)

ente emocionalLa vida son emociones. Pienso luego existo. Me emociono luego vivo. Y claro está, además vivo, existo y me emociono en la red. Si no estuviese en la red, no existiría, al menos para ti que nunca me has visto. El lema de este blog está en la parte superior derecha. Existo, luego estoy en la red. Y todo el mundo parece aceptarlo.

Pero ¿y las emociones? ¿Cómo se plasman en la red? Pues como en la vida misma, no se plasman. Tenemos que intuirlas implícitamente cuando interactuamos con un interlocutor o con nuestros recuerdos.

  • Es decir que tenemos que intuir el humor que tiene con quién chateamos a través de un Whatsapp, ¿Tomamos pistas sobre su personalidad a través de la foto que tiene puesta en su perfil? Seguramente sí. (Y somos bastantes condescendientes)
  • ¿Y con nuestros recuerdos? Que emoción nos despierta cuando visualizamos hoy una foto que guardamos en nuestra memoria virtual de la red hace años. Pues seguramente, nos evocará las emociones que estén asociadas a la persona o paraje en cuestión de la foto, tal como lo sentimos ahora, y no como cuando guardamos la foto. Es decir, si rompimos con la chica de la foto, indiferencia en el mejor de los casos, nada parecido a la lluvia de neurotransmisores, endorfinas, dopaminas, y demás ingredientes del coctel que generó nuestro sistema límbico.

desencuentro¿Hemos perdido algo? No, pero tenemos mucho que ganar. ¿Y si guardásemos nuestros recuerdos y contactos virtuales junto con las emociones que tenemos justo cuando los grabamos en la red? Es lo que estamos desarrollando el prototipo del YoDigital que tendremos en Julio. Te imaginas poder tracear las distintas emociones que te ha ido provocando cada persona en particular. ¿Cuánto matrimonios se sorprenderían de las emociones que tenían asociadas a sus parejas? Y sobre nosotros mismos. Si comparásemos el nivel nuestro de autoestima y lo correlasemos con nuestra situación profesional, de pareja/parejas, física, etc … Igual veríamos claramente qué es lo que realmente nos importa.

Aunque en el fondo daría igual, cada vez que sentimos una emoción la vivimos cada uno de nuestra manera, personal e intransferible. Estoy seguro que mi sentido del miedo o enamoramiento, nada tiene que ver con el de mi vecino. Y cuando estamos sintiendo una emoción profunda nadie se para a pensar que neurotransmisor se está activando, simplemente huimos, o besamos. Pero el tener constancia de que fue lo que sentimos en cada ocasión puede abrir una nueva dimensión en las búsquedas y estructura de la red.

A ver qué oferta nos hace Facebook. ¡¡¡Ya está tardando!!!

mark-zuckerberg-comic

Ronaldo vence a Messi.

Ronaldo vs MessiNo sé si la verdad es única o no. Pero lo cierto es que existen muchas realidades. La realidad física, la psicológica, y hace ya unas décadas la digital. La primera es fácilmente medible, Ronaldo es más alto que Messi, la psicológica no lo es, probablemente sea la más compleja, (¿le damos una pequeña ventaja a Messi por ser argentino?) Y luego viene la digital, Ronaldo marca 15 millones de goles más que Messi. Según las estadísticas del FIFA 14.

Cuando nací la última no existía. No había un mundo digital compartido por la humanidad como sucede ahora donde un porcentaje muy importante de la población vive en las redes sociales (Al menos a ratos). Y el mundo digital es fácilmente medible a través de la estadística. Claro que luego la interpretación de la estadística y su manipulación puede resultar el arte psicológico del momento. Y si no, remitámonos a la explicación de cualquier resultado electoral.
Ronaldo comandante¿Y si las distintas realidades conformasen la verdad? Ni de coña, aun siendo más bajo, y metiendo menos goles, psicológicamente Messi es el mejor, y eso para cada individuo es lo importante. Ya se juzgue con el corazón, o se sea un anciano “bienintencionado” tipo Blatter. Pero las realidades medibles están ahí. Y Ronaldo es el mejor en el mundo digital.

Hace unas décadas existían guerras frías, que puede que se ganasen por el factor psicológico, la propaganda y la publicidad (y por supuesto la economía). Ahora existen ciberguerras (NSA, China, Prisma, Snowden, Wikileaks,…). No sé quién está venciendo, pero me llama la atención de que esta guerra digital no la gane un equipo anglosajón, sino el Real Madrid, es más, según número de fans por goleada. Algo se le está pasando a alguien. Y es que, en el mundo digital,
¿también mandará el corazón?
fifa 14 top
Numero de Fans en FIFA 14:

  1. Real Madrid, con 717.000
  2. FC Barcelona con 643.000
  3. Manchester United con 631.000

Evidentemente este triunfo por goleada del Real Madrid aun no da para ir a La Cibeles pero en un mundo digital de marcado acento inglés siempre es un triunfo ganar una batalla en español. Además, ¿existe un ciberdeporte más importante que el futbol? (Formula I, Basket, atletismo, …)

Y si fuese por el corazón siempre nos quedará Nadal.Nadal
Fdo: elgatofelino.

 

 

Hipertimesia, una memoria superior.

El cartero siempre llama dos vecesEra un día cualquiera por la mañana, casualmente estaba en casa, llamó el cartero, subió y me hizo firmar la recepción de una carta. Mal asunto. Efectivamente una multa, 200 €, la mitad por pronto pago, razón haber aparcado en doble fila en la puerta de mi casa. ¿Sería verdad? Que hacía yo a las 17:07 horas 20 días atrás. Ni idea. ¿Y tú, sabes que hacías?
Sin embargo esto no sería un problema para Jill Price,  quién padece o goza de hipertimesia, es decir de una memoria autobiográfica superior. Jill recuerda los detalles de su vida desde que tenía 14 años. Su caso fue estudiado por la Universidad de California en Irvine. Además recuerda datos de relevancia publica asociados a cada día, así en los test de constatación por parte de esta universidad sólo falló en la fecha de ocupación de la embajada de EEUU en Irán. Posteriormente se comprobó que los datos de la universidad estaban mal y Jill tenía razón.
Que hice yo para recordar lo que estaba haciendo. Bueno, la verdad es que la multa fue un viernes, justo cuando cargo el coche para salir de fin de semana. El “bendito” guardia seguro que tenía razón y me pillo mientras entraba y salía para ir metiendo las maletas. Pero no recuerdo apenas nada. Incluso esto lo deduzco, más que recordarlo.

 

mas cartero y jessicaTESIS. Mi Yo Digital es hipertisemico.

Y si hubiese pedido ayuda a mi Yo Digital. Podría al menos tener una capacidad Hipertimésica digital. A ver, consulté mis interacciones digitales, correos, twitters. entradas en redes sociales de ese día, agenda electrónica, fotos, …

 

 

ANTITESIS.

JessicaNo hizo falta formular ninguna antítesis y además fue muy deprimente. Los correos de ese día eran anodinos, y delataban que realice un trabajo rutinario y para más inri también había una amplia colección de spam en todas mis cuentas, profesionales y particulares. Y por la tarde, periodo en cuestión, no realice ninguna iteración digital. (Probablemente porque estaba cargando el coche y luego viajando). Que día más anodino debió ser, sólo lo sacó de la insustancialidad el hecho de la multa. ¿Un día para olvidar?

Bueno, podría ser un día malo. Hice otra prueba, elegí un día anodino al azar y … Nada, apenas algún recuerdo autobiográfico. Así que hice pruebas con aquellos días en que podría tener algo más de éxito, como cuando escribí en Facebook eso que me lleno de orgullo hace un año y pico de: “A pesar de ser ingeniero de teleko, 2 masters y un MBA, he sido capaz de arreglar la lámpara!!!! ”Resultado: fracaso absoluto otra vez, recuerdo solo las sensaciones y emociones que me produjeron las respuestas y bromas de mis colegas, como por ejemplo la envidia de los informáticos, que son de Software. No recuerdo ni la lámpara que arreglé.

SÍNTESIS

  • Actualmente la red y nuestro mundo digital no está diseñado para poder recordar autobiográficamente el día a día. Como nosotros mismos tampoco lo estamos, al menos que seamos del club de Jill Price.
  • Para que sirviese para este fin nuestro mundo digital debería incluir nuestro estado emocional en cada interacción.
  • Tengo una gran capacidad de abstracción y olvido lo anodino. (Es broma pero este tema no me va a hundir el ego)

Bueno, y quién quiere una memoria hipertisemica con esta crisis y esos días tan anodinos cuando no desastrosos que tenemos y lo sano que es olvidarlos. Yo al menos me conformo y me enorgullezco de ser coherente. Cuando iba a crear un un apartado digital para la multa, vi que ya tenía un directorio creado con el mismo nombre y en el mismo sitio elegido con otra multa de hace tres años. Supera eso Jill.El cartero siempre...

 

La muerte aun no es digital

La vida está en la red (también) y en los momentos más emotivos, echo en falta la red.Muerte Digital

  • En los más tontos. El viernes noche, oyendo música de los 80’s al calor de chimenea, con unas copas, en el Reciclaje, eché mano del Shazam para buscar la letra exacta de una canción. Afortunadamente o no, no había cobertura
  • En los más transcendentes. El sábado por la mañana cuando tuve que acompañar a un familiar al tanatorio.

En el mundo de pantalla de plasma en el que vivimos me llamo la atención que no hubiese ninguna en la estancia donde velábamos al difunto. Cuando me preguntaron porque la echaba de menos respondí que en mi velatorio colgaría aquellos recuerdos por los que quería ser recordado. Mis fotos, la de mis más queridos amigos, mis tristezas y alegrías. (Vamos que sería capaz hasta de colgar el gol de Iniesta y a todos abrazándonos y dando brincos de alegría). Además seguro que estos recuerdos daban pie a conversaciones al respecto del finado, en este caso de mí, y seguro que, se miraba más la pantalla digital que el icono de mi cuerpo biológico confinado en el ataúd. Ante la cara circunspecta de los presentes opte por dejar el tema, mimetizarme con el ambiente inerte y volverme invisible.Mi ataud?
Pero seguía pensando al respecto. Vamos, que incluso, si no fuese tan vago o me fuese a morir a corto plazo, diseñaría un Yo Digital Post Mortem por niveles de confidencialidad, y así a todo aquel que se acercase a donde me metiesen una vez finado le revelaría mi Yo (por Wifi local y para que lo reprodujese en su Smartphone). Por niveles, intimando más o menos según hubiésemos intimado en la otra vida.
pirámide digitalPensaba, que fácil es ahora construirte tu propia pirámide post morten, y además te puedes llevar también tus tesoros digitales contigo. (Desde las claves de tu música on-line, por ejemplo, hasta los secretos mejor guardados e inconfesables) Claro que esto daría pie a una nueva generación de profanadores de tumbas digitales. ¿Qué no? Porque murió hace 50 años y no había herencia digital, pero cuanto profanador se acercaría a la pirámide digital de JFK para buscar sus recuerdos con Marilyn. Y otras cosas de mayor calado. Porque lo que tengo claro es que esto acabará siendo tendencia y hasta Google dedicará desarrollos para ordenar los Yoes digitales port morten de sus extintos clientes.
También tengo claro que no tengo ninguna gana de iniciar con mi ejemplo esta tendencia ni a medio ni largo plazo, y de que a lo mejor es bueno combinar momentos tontos oyendo y tomando copas el viernes noche para luego enfrentarte al crudo destino el sábado por la mañana.

Marilyn Monroe

Paradojas de la inteligencia, los genes y las redes sociales

digital portrait¿El inteligente nace o se hace? ¿Y el artista? Me preocupa el tema, sobre todo ahora que estoy más ocioso. Hay mucha literatura y estudios sobre el tema. Qué es más importante, la carga genética con la que nacemos o el entorno donde nos criamos, educamos. La mayoría de lo que leo me parece partidista, sobre todo si se expanden las conclusiones más allá del estudio de individuos, como por ejemplo gemelos separados al nacer, a poblaciones o grupos étnicos. ¿Son los blancos más listos que los negros? Y de paso más ricos. Cuál es la causa y cual el efecto.
Al final voy sacando conclusiones que por ahora solo me sirven para mí. Y son muy paradójicas. Por ejemplo no sé analíticamente que es la inteligencia, socialmente hay una nebulosa sobre lo que significa para cada cual y cada persona tiene su percepción de la misma, sin embargo, paradójicamente parece estar aceptado como se mide con el CI, coeficiente intelectual.
inteligencia-artificialY qué decir de la inteligencia emocional como la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. Pero paradójicamente una gran parte de los integrantes de la sociedad del conocimiento e información nos pasamos interactuando con otros seres digitales a través de un PC, donde las reglas para empatizar son nuevas y cambiantes. ¿Se empatiza igual en Facebook, que en twitter, que por mail? Y si aparece una nueva red o interfaz, ¿cambian un poco las reglas para empatizar?
Más paradojas, si se repite un test de inteligencia, ¿volveremos a obtener la misma puntuación?
El CI mide la distribución de tu inteligencia de acuerdo a unos baremos cambiantes, esto es: el 50 % de los humanos se encuentra entre el 90 %y 110 % del CI, y sólo un 2,5 % está por encima del 130% o por debajo del 70%.

CI
Otra paradoja más. El efecto Flynn. (James. R.Flynn) El CI de los países industrializados se está incrementando en las últimas décadas, por lo que los test se reajustan de acorde a los nuevos resultados.
Si esto fuese así, tenderíamos a agradecérselo a influencia de la red en la cotidianidad de nuestra vida. ¿No? O quizá se deba más a décadas continuas de educación, más al ambiente que los genes, y aun a pesar de las redes sociales. ¿No será que estamos haciendo los test del CI a nuestra imagen y semejanza?
Personalmente creo que la red nos facilita enormemente el acceso a la información, al conocimiento, y así, ejercitando la mente nos hacemos más hábiles en la medida en que nuestro ecosistema nos demanda. Evolucionamos de acuerdo a nuestro entorno como ya hicimos como especie en la sabana africana.

facebook
Sin embargo tengo mis dudas que más de 30 minutos al día en Facebook incremente nuestro intelecto o nuestra inteligencia emocional. (más del 80 % de mis contactos de Facebook, que no amigos, dudo que los vuelva a ver presencialmente). Es más, considero que Facebook tiene una interfaz engorrosa poco inteligente y ergonómica. Estoy deseando que se cumplan los vaticinios que dicen que en tres años desaparece. Pero mientras tanto, la mayoría de mis amigos y contactos están allí.
Bueno, lo que es cierto es que la red cada vez es más inteligente. Y espero que las redes sociales también evolucionen y se hagan más abiertas, descentralizadas, interoperables, democráticas y que garanticen nuestra privacidad… En fin, como todos los años se lo pediré a los reyes magos, Google, Facebook y Baltasar.

reyes2

Mi mente decimonónica y Facebook.

bba_einsteinLeía que en mente y cerebro que como especie poseemos una autoconciencia innata y natural de nuestro ser. Que nos proyectamos viajando hacía el pasado y futuro basándonos en nuestros recuerdos a largo plazo y en el autoconocimiento de nosotros mismos, autoesquema. Que esta habilidad innata como especie no sólo la aplicamos a nosotros mismos, sino que catalogamos igualmente a todos los que conocemos, por sus rasgos físicos, su cara, sus gestos su voz… Lo que nos ayuda a predecir comportamientos y actitudes.

Y en esto llego el mundo digital, y Facebook y las redes sociales. De pequeño mi madre nunca se equivocó catalogando a todos mis amigos tras un breve vistazo, y supongo que mi abuela hizo lo propio con los amigos de mi madre, pero que harían ahora cuando la primera impresión viene por oleadas y siempre es digital. Nada de contexto no verbal, nada de expresiones, ni apariencias reales.
Abuelas en Facebook

El mundo digital tan real como el físico, o más, es inventado y las reglas que lo rigen también, aunque se van asentando. Veo a mis nativos digitales como se adaptan de una red social a otra según dicta la moda, desde Tuenti a Facebook, desde whatapps endógenos a ampliar sus círculos con twitters entre desconocidos. Y en el ámbito laboral también. El primer conocimiento siempre es digital. Y si buscamos información de alguien nos vamos a su linkedid, su Facebook, su blog, … (Sus presentaciones de powerpoint y mails los preceden, porque lo que es escribir en Word, cada vez se escribe menos). ¿Qué nos estamos perdiendo?
Cuando de pequeño cayó en mis manos el libro de El Chacal, me sorprendió la capacidad analítica de aquel asesino tan anglosajón, tan poco mediterráneo, tan poco emocional. De hecho tuve una época en la que intente apartar todas las emociones a la hora de actuar ante cualquier situación. No me dio resultado era ir contra natura, aunque sigo intentando desligar mis emociones y vivencias ante la resolución de cualquier nuevo problema matemático.

ligando en la red II¿Pero realizar el esquema de cualquier nuevo ente digital es o no un problema matemático? Supongo que no. Que todos tenemos que ir aprendiendo a esquematizar intuitivamente a todos nuestros congéneres digitales y a impregnarlos de emociones análogamente a como pre enjuiciábamos con nuestra mente decimonónica. De hecho es uno de los objetivos del Yo Digital en donde escribimos, añadir emociones a nuestros recuerdos y vivencias digitales. Y no somos los únicos, Google también esta pintando mapas emocionales.

Ah se me olvidaba, todavía en la mayoría de los casos, la prueba del nueve sigue siendo presencial, a la antigua usanza, tanto para conseguir un trabajo, con una entrevista, como para consumar un ligue digital, con unas copas. ¿O no?

 hombre-maquina

El papel de la era digital

minority reportAlgo que me llamó la atención, hace mucho tiempo ya, fue la pérdida de relevancia del papel según pasé de mi etapa universitaria a la de profesional. Y sigue in crescendo, de hecho hay semanas en las que no uso ni un folio para trabajar. (Bien es cierto que dibujo y tomo notas a mano en mi notebook). En principio me disciplinaba para no usar papel y así salvar la amazonia. ¿Pero hay más consecuencias?…

A la hora de crear un yo digital, ¿se transmitirían de igual manera las emociones y sensaciones a mano que a máquina? ¿Serían más emotivas las felicitaciones de cumpleaños en el muro de Facebook si estuviesen escritas a mano?¿Cuándo fue la última vez que tuviste que escribir algo importante a mano alzada?

sin ideasYo reconozco que tuve que dar un pésame, y al no encontrarme frente a la persona destinataria, entre mandar un sms, whatap, un mail, o cualquier modo electrónico, opté por escribirle una nota manuscrita hasta tener la oportunidad de verla o llamarla personalmente. Sin tecla de delete, ni corrector, con la caligrafía que me salía y sin saber bien que decir, me cargué varios folios. Ya no sabía escribir.

Pero dado que a la hora de la verdad, todos vamos a usar un teclado, (hipótesis que espero no sea cierta) ¿Sería mejor que los niños empezasen a leer y escribir con un teclado, o a mano?

interfaz del futuro
Al parecer no debemos desterrar todavía el uso del bolígrafo. El aprendizaje de signos es bastante más eficiente si se aprende realizando estos mediante grafos que meramente aprendiéndolos en la pantalla del ordenador. El estudio de Jean-Luc Velay sobre el aprendizaje de símbolos tamiles y bengalíes así lo demuestra. Además quién no ha desechado alguna vez el uso de una muy bien manuscrita chuleta para el examen porque después de haberla escrito ya no era necesaria.

tamiles

¿Se puede aprender a manejar ecuaciones simplemente leyendo en la pantalla, o hace falta operar en el papel? (Bien es cierto que en mi carrera profesional solo he tenido que realizar dos integrales para resolver un problema, dos más que la mayoría de mis compañeros)

Pero la era digital da un vuelco tremendo al uso del papel. Cuando nací, todo suceso relevante lo era si estaba documentado si tenía un refrendo en un papel. Desde una partida de nacimiento, a la “escritura de una vivienda”, cada una estaría en el registro correspondiente. Ahora sin embargo, más bien parece lo contrario. Todo papel es mero reflejo del registro digital que se encuentra en no sé qué base de datos. ¿Tiene esto consecuencias? Hombre un poco miedo da que el referente último de la realidad esté en algo tan oculto y fácilmente manipulable como un chorro de bits. ¿Verdad Snowden?

Yo personalmente ahora me disciplino para usar el dibujo y la caligrafía, aunque sea en mi notebook, para los temas que considero importantes, y así al menos hago un boceto antes de lanzarme al PC. Aunque reconozco que el mundo avanza en sentido contrario. No sé qué nuevas habilidades deberemos adquirir para desterrar del todo el uso del papel y que ventajas obtendremos. Pero hoy por hoy considero más emotiva la carta de despedida que me envío una de mis primeras novias que el mail de despecho con la que me despachó una de las últimas.

carta de amor

El amor en los tiempos de la red

Patrick Swayze in Ghost.Cómo transportar las emociones a la red. ¿Cómo tintar nuestros recuerdos digitales (fotos, pelis,…) emocionalmente, para encontrarlos después? Todos recordamos lo que hicimos un 11 de Septiembre, pero no un 30 de Abril. Por qué. Porque el recuerdo estaba marcado emocionalmente.

¿Pero qué emociones se deben trasladar a la red? Todas. ¿Cuáles son más fáciles de definir? En esas estaba cuando decidí asistir a la conferencia-coloquio: Los mitos del amor.  ¿Por qué?

  • Porque el amor es la emoción por excelencia ¿?
  • Y porque me daba vergüenza el mero hecho de plantearme ir solo a un coloquio así, lo cual ya de por sí era una experiencia emocionante.

En el transcurso del coloquio, Nativel Preciado, hizo dos afirmaciones tremendamente coherentes bajo mi punto de vista:

  • Estamos ante una generación que ha visto documentada todas las perspectivas del amor en la pantalla. Hollywood, se ha encargado de ello.
  • Los humanos buscamos el amor entre los seres más cercanos.

titanic

 

¡Ja! En el siglo pasado, que no hace tanto, hubiera estado de acuerdo sin más y lo hubiese considerado verdades indiscutibles. Pero ahora tengo mis dudas. A saber, la predilección de las generaciones actuales y futuras está en la red, no en la TV. (El cine sigue de capa caída) Es evidente que cada vez se consume más internet a costa de la TV (y de la literatura, y de …). Y me preguntaba qué cambios producirá esta tendencia en la búsqueda y concepción del amor.

Para empezar las interacciones en la red son más cortas y más intensas en media. Nadie sería capaz de verse la historia de amor al uso del momento, (Ghost, Titanic, …) de casi dos horas en la pantalla del Smartphone. Ni prácticamente en ningún otro dispositivo. Ya nadie tiene dos horas libres aunque los contenidos sean gratis. Y todavía no ha encontrado Hollywood la forma de narrar tórridas, densas e intensas historias de amor en cinco minutos.Y claro en plazos de cinco minutos (o menos) la red parece estar mejor diseñada para el sexo que para el amor.

RedY en cuanto a que buscamos el amor entre los seres cercanos. Pues sí, pero ahora los seres cercanos están en la red, y se buscan y encuentran en portales especializados en el amor y el sexo o viceversa. ¿O no? Y el concepto de cercanía se expande a través de una pantalla.

En fin, con la red todo cambia, ¿qué queda inmutable?

  • ¿El tiempo? Probablemente sea lo único inmutable a lo largo de tantos siglos de evolución. Los días tienen las mismas horas. Pero no. Hemos alargado el tiempo util a base de luz eléctrica, robando horas de sueño, cada vez dormimos menos, y practicando la multitarea (Ver TV, oir música, estudiar, y hablar por el móvil todo al unísono. léase nativos digitales).
  • ¿La inteligencia? ¿Es inmutable o somos más inteligentes que los filósofos griegos de AC? Pues no lo sé, pero sospecho que si se hubieran hecho test de inteligencia entonces se medirían cosas distintas dependiendo de la moda de la época. No sé si tenemos la misma capacidad pero desde luego la usamos para cosas diferentes.

Y si con este tiempo y esta inteligencia ¿Lo único inmutable, aun con la red, fuese la búsqueda del amor y de sexo?

Sea lo que fuere el amor que del sexo apenas se habló en el coloquio.

sexo

La pérdida de la inocencia digital.

inocencia fustradaLlevo mucho sin escribir en el blog, en parte por avatares profesionales, y en parte por el shock que me causó y causa el caso Snowden. Y no es que en éste blog seamos precisamente ajenos a preservar nuestra identidad e intimidad digital. Estamos especialmente concienciados de la importancia de nuestro rastro en la red, y de ahí el nombre del blog, yodigital.
No hago más que plantearme nuevos escenarios a la vista de esta pérdida de la inocencia digital, pues no es que ya se nos espíe por los rastros que ingenuamente vamos dejando en la red, sino que estamos siendo escudriñados concienzuda y metódicamente, no solo por las poderosas industrias multinacionales de internet, sino por las agencias gubernamentales del primer país del orbe, apoyadas además por las principales industrias de la red, Google, Facebook, Microsoft, ….
¿Podemos esperar ayuda de la Unión Europea? Pues muy poca y muy tibia. Ya se ha visto.
pink-floyd-money¿Y este primer país del orbe preservará mis derechos de intimidad digital? Vamos, ni por asomo, y para muestra un botón. No sólo se espía a los ciudadanos, sino a países. Así al parecer EEUU ha ayudado a Canadá a espiar a Brasil y sus proyectos mineros. ¡Si existe una tecnología por qué no sacarle un rendimiento económico!
Y mientras tanto cada vez vertemos más datos en la red. Y es inevitable. Y cada vez son más íntimos. Me sorprendió el otro día la conversación entre dos jóvenes, recién salidos de la adolescencia, acerca del perfil psicológico y cultural que buscaban en los portales de relaciones en la web. Y si los buscaban era porque ellos los publicaban.
Y no dejo de pensar en Gattaca. En esta película de ciencia ficción, gracias al avance de la genética, todo ser humano es prejuzgado por sus genes. Sabiendo gracias a ellos, su coeficiente intelectual, sus capacidades físicas, su personalidad… y por tanto todo ser está catalogado y limitado a la hora de buscar empleo, pareja, etc… por su genoma.Gattaca
Para bien y para mal la genética aún no ha avanzado tanto, pero el análisis de nuestros rastros en la red puede que sí, y hoy por hoy parecen ser más precisos que los genéticos. Así que puede que todos estemos ya prejuzgados y catalogados por nuestros pecados y bondades digitales, yo el primero, con el agravante de que estos pecados nunca estarán ocultos, ni nunca se borrarán por el mero hecho de confesarlos.
Pero cómo se iba a permitir utilizar/vender esta información obtenida de manera ilícita el primer país del planeta para limitarnos el acceso a puestos de responsabilidad, exponer nuestras ideas o simplemente viajar a EEUU. Claro que… ¡Si existe una tecnología por qué no sacarle un rendimiento económico!

 Responsabilidad vs Dinero

 

Historia de un tornillo y Google

Estaba apresurado así que le di la pieza que sujeta la tija de la bici al subalterno y le mande a la ferretería a por un tornillo con cabeza de allen para montarla. Pero claro, mi subalterno, a más de casi nacer en el siglo XXI y con la indolencia propia de la adolescencia me trajo el tornillo inapropiado y una vaga referencia a otra ferretería donde podría hallarlo. Al preguntarle cual era me respondió que ya me lo diría, que la buscaría en Google. Me lo creí.

Me lo creí durante los dos o tres primeros días. Incluso los hijos tienen una credibilidad limitada en esta época de crisis.

Así que saliendo de Atocha con mi bici y mi pc en la mochila, me dije, pero no soy yo el profe, el experto en internet, en búsquedas, en analizar la larga cola, en buscar filtros para hallar gangas inverosímiles, … y decidí encontrar el tornillo antes que mi hijo más experto en twitter, whatapp, line, redes sociales, y por supuesto en cualquier juego en red donde haya que meter goles o matar marcianos.

Lo primero que hice fue buscar una cola dentro de una cola. (Igual que buscar autores de jazz latino dentro de los autores de jazz) y enfile la bici tangencialmente hacia Lavapiés. (Si está cerca del rastro habrá tornillos). Después consulté el primer blog especializado que encontré por la acera de la ronda de valencia, un señor de unos 50 años, que me indicó con precisión cañí donde se ubicaba una ferretería. Me adentré en el étnico barrio de Lavapiés donde las tiendas tienen los letreros en árabe, chino o hindú. Pero no eché de menos el goolge translate, la ferretería estaba donde me indicó.

Lamentablemente esta ferretería no era para frikis,  era muy funcional, y todo estaba estandarizado en bolsas de plástico, no permitía “customización” alguna. Así que cuando le pregunte al dependiente probablemente ecuatoriano, donde podía conseguir mi tornillo “por allí cerca”. Me respondió: tú no eres de aquí, ¿conoces la zona?, ¿El circo Price o el colegio de los salesianos?

Vaya, que poco se ha cambiado, antaño cualquiera de Lavapiés también hubiera notado mi deje vallecano. Pero creo que este no era el caso. No obstante y con la amabilidad propia de quien habla con un foráneo me indico la dirección de la “Tornilleria” El paraíso de los tornillos, el vahalla que estaba buscando. Así que dirigí con decisión mi bici, a veces en dirección contraria, a veces por aceras repletas de vida nada digital y llegué a mi destino.

Llame al timbre, cruce la puerta con mi bici y delante de un mostrador de estaño estaba un señor de pelo gris que me dijo algo así como :

-Si claro, metiendo el vehículo dentro.

-Están los tiempos como para dejar la burra en la calle. Respondí.

Qué bueno es dominar el argot de estos chats.

Saque la pieza de que sujeta la tija y tras explicar y  comprender el problema en su completitud, le preguntó a la que probablemente era su hija donde estaban esos dichosos tornillos con cabeza de allen. La conversación, mostrador por medio, fue bastante técnica y me permitieron practicar con los tornillos elegidos hasta encontrar los adecuados. Es bueno enganchar al cliente mediante una buena experiencia de usuario. Al final me quedé con dos. Pedí el precio. 30 centimos. Elegí rápidamente entre, visa, paypal, y mi bolsa de monedas y opté por la última.

 

Salí tremendamente satisfecho, es lo que ocurre cuando encuentras algo inverosímil en la larga cola a un precio razonable. Y pensando: Qué bueno poder es aplicar las técnicas del mundo digital al vetusto mundo físico.

PD: durante la búsqueda de estos tornillos con cabezal allen, no se experimentó con animales, ni el sujeto en cuestión sintió necesidad alguna de usar el Smartphone.