Etiqueta: comunicación

HElP ME, me vuelvo digital

Tiempo ha, decidimos estudiar posibles comportamientos digitales, y lo primero que hicimos fue analizar las diferencias entre la vida digital y la “analógica”. Resumimos a modo de comienzo las siguientes como las más obvias. (Ver Ya nada es eterno, espero.) Comunicación en Red Comunicación tradicional Componente no Verbal No existe Existe y es muy importante Contexto Se pierde Unido a la comunicación Número de Personalidades Muchas y muy variadas, Necesidad de herramientas para gestionarlas adecuadamente Depende de nuestra idiosincrasia. Se manejan intuitivamente. Pero la vida digital evoluciona que da gusto, y me resultan más obvias unas y otras se...

Leer más
Anuncios

Red de redes. Relaciones de Intercambio: Web

Abstracción;  Simetría;  Cuantificación;  ¿existe,  qué  es la  marginación  digital?    ¡¡ Qué  sería  de  la  ciencia ficción  s.XX  sin estos  temores !!   …más allá  de Orión… …esos momentos se perderán en el tiempo, como  lágrimas  en  la  lluvia. … Somos difusos aunque no anónimos por usar la Red.   Sí,  aun  somos  indefinidos,   como encontraba  José Sánchez  el  1 de Agosto en este Blog: Ya nada es eterno, espero.    Somos difusos por usar la Red;  ¿pero  solo por  usarla?  Somos difusos y abstractos porque serlo es un rasgo esencial humano.  Es una meta, o característica identificable en el devenir histórico humano.  Como somos...

Leer más

Yo la mamá y tú el bebé, ¿vale?: el origen de la ficción

 Yo la mamá y tú el bebé, ¿vale?: el origen de la ficción  Un homenaje a Angel Rivière (1949-2000)   – Yo la mamá y tú el bebé, ¿vale? – ¡¡No!!, ¿por qué tengo que ser yo siempre el bebé? – Bueno, un ratito tú y un ratito yo. En este diálogo dos niños están planeando actuar "como si" fueran otras personas distintas a las que son. Se están repartiendo los papeles de madre e hijo y, al no haber consenso, recurren a la alternancia de identidades en períodos de tiempo breves. En el ámbito de la Psicología Evolutiva este tipo de ficción mantiene el nombre de "juego simbólico", el que le dió Jean Piaget a principios del siglo pasado.  El juego simbólico es muy frecuente en la primera infancia y constituye uno de los síntomas más representativos de un óptimo desarrollo intelectual. Según Angel Riviére, para llegar a jugar así el niño ha tenido que recorrer un largo camino conquistando espacios para la ficción. A través de la aplicación de mecanismos de suspensión va "dejando en el aire" aspectos de la realidad hasta alcanzar una dimensión lúdica en la que puede hacer y deshacer, ser y dejar de ser, sin que rijan las consecuencias adaptativas. Las primeras "suspensiones" aparecen entre los 8 y 12 meses en entornos interactivos. Primero se deja en el aire la exploración del objeto sustituyéndose por el gesto de señalar. Imaginemos al bebé que, en...

Leer más

Meterse en la cabeza de los demás

Meterse en la cabeza de los demás: El enigma del lenguaje facial      Tras los viajes interplanetarios y el desciframiento del genoma los seres humanos tenemos la sensación de vivir en un mundo explorado y conocido. ¿Quién nos diría que aún quedan misterios sin resolver y que no hay que irse muy lejos para toparse con ellos?. Es suficiente con plantarse delante de un espejo, mirar nuestra cara y empezar a jugar con el enigma de la sonrisa, de la tristeza, del enfado, del miedo, del asco, de la sorpresa. De este sistema expresivo facial queda por explicar: – Su UNIVERSALIDAD: Si viajamos a un país lejano no entenderemos la lengua de sus habitantes pero podremos interpretar sin problemas su lenguaje facial. – Su ORIGEN: En la escala filogenética no hemos sido los primeros en emplear este lenguaje. Al ver fotografías de primates lo que nos da esa sensación de cercanía -de humanidad- es la expresividad de su rostro. Incluso algunos mamíferos marinos -como la ballena belluga- muestran un rudimentario pero encantador repertorio de caras. En la escala ontogenética el bebé humano despliega su competencia en la sincronización de ojos, cejas y nariz mucho antes de andar y hablar.   El planteamiento del enigma ya estaba en Darwin. En su libro "El origen de las expresiones emocionales en el hombre y en los animales" muestra su interés por el...

Leer más

El Yo en “Auxilio de la Memoria”

-Símbolos densos corporeizados -El Yo y la cognición corporeizada -¿Es la memoria humana un almacén? El Yo, junto con otras descripciones –modelos- del medio y de los grupos humanos, fue una de las primeras Extensiones de la Memoria biológica. El Yo humano, una vez tejido con palabras y conceptos por el Homo Sapiens, parafraseando a Dennett, se constituyó en una idea (descripción, representación o modelo mental) que junto con otras estaba disponible para ser utilizada en auxilio de la memoria. Para apoyarla y apuntalarla pero también para re-construirla. El Yo, igual que la noción de grupo humano primario, familia o clan, hubo de ser uno de los primeros recursos mnemónicos para organizar y recrear la memoria. Los investigadores de la memoria humana agotan esta tesis distinguiendo entre el yo como herramienta para recordar, y entre el yo como objeto en si mismo de recuerdo. En cuanto al yo como objeto de recuerdo -el conocimiento autobiográfico- hablaremos próximamente en este blog, pues la organización y el conocimiento autobiográfico es una dimensión fundamental del Yo Digital. En lo referente al Yo como herramienta para recordar -El Yo en auxilio de la memoria-, nos sitúa en el ámbito de la cognición corporeizada. Ahí, además de ésta, aparecerán también más entradas próximas en el blog… Ahora vamos a reseñar: 1. Símbolos densos y articulados 2. Memoria asociativa. El modelo CHARM 3. Comunicación de...

Leer más

Publicidad

Newsletter

Blog de Ciencia y Tecnología

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Publicidad