Mes: febrero 2012

El Dr Zhivago, Lara y el olvido que nos engaña

Siglo XX, verano de Córdoba, en mi preadolescencia fue la primera vez que vi el Dr Zhivago, la única que lo hice en el cine  muchos años después de su estreno. Me impresionó y a los miembros de la academia, la de Hollywood, pues le dieron 5 Óscar, y a la academia sueca, ya que  Boris Pasternak recibió el nobel de literatura ayudado por su novela, el Dr Zhivago. Pero no recuerdo los sentimientos que me dejó aunque estoy seguro que salí tarareando la canción de Lara y enamorado de ella, (Interpretada por Julie Cristhie). Principios del S XXI, en Madrid, durante mi postadolescencia, volví a ver al Dr Zhivago, esta vez dormitando en el sofá y maldiciendo a los anuncios.  No recuerdo que sentimientos me dejó, pero fui a Zara, me compré una camisa tipo rusa, sin cuello y con mangas anchas, e invité a una amiga a cenar en Rasputín, que estaba de moda y era muy romanticón. Seguro que me volví a enamorar de Lara y me tiré tarareando su canción varias semanas. Esta semana, pasada la primera década del SXXI, vi varias escenas del Dr Zhivago en la cocina mientras cenaba. Me volví a enamorar de Lara, a tararear su canción y pienso que me sigue dejando el mismo regusto que la primera vez, pero no es  verdad, el olvido nos engaña. A ver, lo...

Leer más
Anuncios

Inteligencia Emocional y mi Yo Digital

Se acaba el fin de semana y empiezo a pensar “negativamente” en la semana que comenzará. A ver, entre las reformas laborales, reorgas en el trabajo y crisis generalizada no estamos para tirar cohetes. Además preveo una semana de trabajo intenso donde solo interactuaré con el resto del mundo a través de la pantalla de un ordenador. Así que me he dicho, bueno ya que estoy viendo como introducir emociones a mi yo digital, y viendo  que mi inteligencia racional no me ayuda con el entono hostil, cómo podría aprovecharme con mi  inteligencia emocional en este mundo digital. Según la definición de la wiki, La inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. Mal vamos, si de algo nos quejamos en este blog es de las múltiples carencias que existen en el mundo digital para expresar, y por tanto descubrir las emociones. Así pues, si además estamos de acuerdo con  la inseparabilidad entre emoción y razonamiento empezamos con un hándicap de partida. Pero seamos analíticos, desglosemos cuatro ejes de la inteligencia emocional. Capacidad para percibir las emociones de forma precisa. Bueno, aquí me encuentro muy confortable en la vida real, y mediante la información no verbal, tono de voz, gestos, forma de vestir, … soy capaz de intuir el estado anímico de mi interlocutor. Pero en el mundo digital apenas existe...

Leer más

El Cid, Google, y la jura de Santa Gadea.

  En Santa Gadea de Burgos do juran los hijosdalgo, allí toma juramento el Cid al rey castellano, sobre un cerrojo de hierro y una ballesta de palo. Las juras eran tan recias que al buen rey ponen espanto   Ah qué tiempos aquellos que bastaba con un juramento para confiar en un rey. Porque vamos a ver. Las sufridas Telcos, están reguladas, se circunscriben al país donde operan, y solo tienen vocación de monopolio allá donde tienen licencia. Por contra, los grandes gigantes de internet, Google, Facebook, … no se sabe muy bien donde están, que legislación deben...

Leer más

Por qué los informáticos no saben jugar al mus

Mi abuela Marta era ciega, pero me enseño a leer, y siempre conocía el estado de ánimo de todos en la casa, sólo con como hablábamos. Más tarde alguien me dijo que en los pueblos el ciego era el listo, y el sordo era el tonto. Básicamente, porque según él, aprendíamos por el oído, y pensándolo fríamente puede que tenga razón, por ejemplo, recordad un anuncio de la TV que os haya gustado, a que recordáis su música. Ahora que ando metidos en descubrir las descubrir diferencias entre el mundo digital y biológico, y de las carencias emocionales que aun tiene el mundo digital reparo en cuanto estamos perdiendo de esta facultad de interpretar el valor añadido que da la voz al mensaje. Por las prisas, en la red todo aquello que no sea atómicamente indexable pierde valor. Por ese motivo suelo mandar antes una foto, con el momento preciso, que un video de tres minutos. Quién es capaz de esperar un tiempo indeterminado hasta que llegue el fotograma en cuestión. Prefiero una página web, que leo en diagonal o a saltos, que un post hablado, por el que no puedo navegar. Incluso en mi trabajo se pone de moda la mensajería instantánea como manera de administrar el tiempo y evitar interrupciones. Estoy de acuerdo en muchos casos pero claro se pierde toda la información no verbal, y se disminuye...

Leer más

Publicidad

Newsletter

Blog de Ciencia y Tecnología

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Publicidad