Categoría: Mi consciencia digital

En primera persona-ii. Triple Autorretrato

El “Triple Autorretrato” de Norman ROCKWELL El 25 de septiembre, se refirió en este Blog, una entrada sobre las características principales del conocimiento autobiográfico , y, también el 17 de septiembre, sobre los tipos de auto-conocimiento o conocimiento referido a nuestra propia vida e historia. Este conocimiento propio, en las personas, se halla articulado, engarzado, contenido en modelos de memoria referidos a uno mismo: narraciones, retratos lógicos, o con más exactitud, auto-narraciones y auto-retratos lógicos. Esta descripción de tales modelos se apoya en juegos meta-lingüísticos, para identificar a los protagonistas-constructores del modelo. La descripción usa expresiones como: constructor construido,...

Leer más
Anuncios

Neurobiología del yo

¿Nuestro sentimiento de la propia identidad depende de alguna región cerebral en particular o todas son igualmente importantes? Los estudios de neuroimagen que pretenden desentrañar cómo el cerebro engendra de forma constante el sentimiento de identidad se han apoyado en que la información que se etiqueta como referente al propio yo se recuerda mejor. Como señala Carl Zimmer en un artículo publicado en el número de Enero de 2006 de Investigación y Ciencia, el que la información relacionada con el yo se recuerde mejor tiene dos posibles interpretaciones. La primera sería que recordamos mejor esa información porque estamos más familiarizados con nosotros mismos que con los demás. La segunda interpretación sería que el cerebro se vale de un sistema distinto y más eficiente para procesar la información concerniente al yo, es decir, se procesa de una manera especial la información relacionada con el yo. Se han realizado diversos experimentos para tratar de aclarar estas cuestiones. Por ejemplo, en un experimento se presentó una lista de palabras y se pidió a los participantes que decidieran, por una parte, cuáles de esas palabras se les podían aplicar a ellos mismos y, por otra parte, cuáles se podían aplicar a otras personas. Se observó que las preguntas concernientes al yo desencadenaban un patrón de actividad cerebral diferente respecto de las preguntas concernientes a otras personas. En otro experimento participaron futbolistas y actores,...

Leer más

Pérdida de la identidad

¿Sabríamos quiénes somos si fuéramos perdiendo los recuerdos sobre los acontecimientos en que hemos participado a lo largo de nuestras vidas? Esta pérdida de recuerdos es precisamente lo que les sucede a las personas que padecen la enfermedad de Alzheimer, un trastorno que se está haciendo más común a medida que aumenta la esperanza de vida de la población. Se están realizando importantes avances biomédicos para controlar los procesos neuropatológicos que tienen consecuencias tan devastadoras. Pero mientras esperamos esa solución es importante que tratemos de comprender cómo se sienten las personas que sufren la pérdida de TODO el conocimiento que han acumulado durante su vida, porque de esta manera podremos procurarles un apoyo y cuidado más adecuados. La identidad de cada uno de nosotros depende en buena medida de nuestra memoria autobiográfica, es decir de nuestros recuerdos sobre cómo somos y sobre los incidentes ocurridos en nuestra vida. En la enfermedad de Alzheimer la memoria autobiográfica se va perdiendo con un determinado gradiente temporal. Primero se ven afectados los recuerdos más recientes, por ejemplo lo sucedido en los últimos diez años, y luego se van perdiendo recuerdos de épocas anteriores. Como consecuencia de la ausencia de estos recuerdos, cuando se pide a una persona con enfermedad de Alzheimer que elabore frases como “yo soy…” las respuestas son abstractas, vagas y carecen de detalles. Además, en cuanto a la definición...

Leer más

Manipulación de la identidad

Nuestros recuerdos sobre quiénes somos: ¿dependen de nuestras experiencias personales o dependen de las circunstancias en que los recordemos? Aparentemente la respuesta a esta pregunta es fácil y una gran mayoría nos inclinaríamos por la primera opción. Así, tendemos a pensar que nuestra memoria es como un armario en el que guardamos imágenes, sonidos, ideas, etc., que permanecen inmutables y podemos recuperar en cualquier momento. Y esto, por supuesto, afectaría a los recuerdos que tenemos sobre los episodios de nuestra vida, que nos permiten explicar cómo somos. Tenemos la idea de que nuestra vida es como “una película” que en cualquier momento puede pasar ante nuestros ojos. Sin embargo, como expone magistralmente Daniel L. Schacter en su libro Los siete pecados de la memoria, no hay nada más lejos de la realidad. El hecho más contrastado es que nuestros recuerdos sobre el pasado tienen más relación con el presente que con lo que realmente sucedió en una época anterior de nuestra vida. Por ejemplo, si se induce a unas personas a creer que un determinado rasgo de personalidad (extraversión o introversión) es más ventajoso, generarán más deprisa recuerdos sobre episodios en los que se comportaban de acuerdo con ese determinado rasgo de personalidad. De la misma manera, cuando se recoge la opinión de unas personas sobre un tema y luego se exponen argumentos a favor y en contra que...

Leer más
  • 1
  • 2

Publicidad

Newsletter

Blog de Ciencia y Tecnología

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Publicidad