Etiqueta: emociones

Emociones, besos, imágenes y Facebook, entre otros.

Los recuerdos que se asocian a emociones se recuperan mejor. Todos sabemos que hacíamos el 11-S, o cuando marcó el gol Iniesta en el mundial. (Curiosamente la mayoría no recuerda el día). También recordamos nuestro primer beso con lengua, que asco, nuestra primera vez, menos, etc … Por eso a la hora de implementar en un programa el Yo Digital pensamos en usar la cámara del PC, a la hora de guardar nuestros álbumes digitales. Leer nuestro rostro y asociarle las emociones que este reflejaba. ¿Es fácil, difícil? Cómo definir las emociones para poder formalizarlas en un programa. Pues...

Leer más
Anuncios

Me emociono, luego vivo (Incluso en la red)

La vida son emociones. Pienso luego existo. Me emociono luego vivo. Y claro está, además vivo, existo y me emociono en la red. Si no estuviese en la red, no existiría, al menos para ti que nunca me has visto. El lema de este blog está en la parte superior derecha. Existo, luego estoy en la red. Y todo el mundo parece aceptarlo. Pero ¿y las emociones? ¿Cómo se plasman en la red? Pues como en la vida misma, no se plasman. Tenemos que intuirlas implícitamente cuando interactuamos con un interlocutor o con nuestros recuerdos. Es decir que tenemos que intuir el humor que tiene con quién chateamos a través de un Whatsapp, ¿Tomamos pistas sobre su personalidad a través de la foto que tiene puesta en su perfil? Seguramente sí. (Y somos bastantes condescendientes) ¿Y con nuestros recuerdos? Que emoción nos despierta cuando visualizamos hoy una foto que guardamos en nuestra memoria virtual de la red hace años. Pues seguramente, nos evocará las emociones que estén asociadas a la persona o paraje en cuestión de la foto, tal como lo sentimos ahora, y no como cuando guardamos la foto. Es decir, si rompimos con la chica de la foto, indiferencia en el mejor de los casos, nada parecido a la lluvia de neurotransmisores, endorfinas, dopaminas, y demás ingredientes del coctel que generó nuestro sistema límbico. ¿Hemos perdido algo?...

Leer más

Mi mente decimonónica y Facebook.

Leía que en mente y cerebro que como especie poseemos una autoconciencia innata y natural de nuestro ser. Que nos proyectamos viajando hacía el pasado y futuro basándonos en nuestros recuerdos a largo plazo y en el autoconocimiento de nosotros mismos, autoesquema. Que esta habilidad innata como especie no sólo la aplicamos a nosotros mismos, sino que catalogamos igualmente a todos los que conocemos, por sus rasgos físicos, su cara, sus gestos su voz… Lo que nos ayuda a predecir comportamientos y actitudes. Y en esto llego el mundo digital, y Facebook y las redes sociales. De pequeño mi...

Leer más

El papel de la era digital

Algo que me llamó la atención, hace mucho tiempo ya, fue la pérdida de relevancia del papel según pasé de mi etapa universitaria a la de profesional. Y sigue in crescendo, de hecho hay semanas en las que no uso ni un folio para trabajar. (Bien es cierto que dibujo y tomo notas a mano en mi notebook). En principio me disciplinaba para no usar papel y así salvar la amazonia. ¿Pero hay más consecuencias?… A la hora de crear un yo digital, ¿se transmitirían de igual manera las emociones y sensaciones a mano que a máquina? ¿Serían más emotivas las felicitaciones de cumpleaños en el muro de Facebook si estuviesen escritas a mano?¿Cuándo fue la última vez que tuviste que escribir algo importante a mano alzada? Yo reconozco que tuve que dar un pésame, y al no encontrarme frente a la persona destinataria, entre mandar un sms, whatap, un mail, o cualquier modo electrónico, opté por escribirle una nota manuscrita hasta tener la oportunidad de verla o llamarla personalmente. Sin tecla de delete, ni corrector, con la caligrafía que me salía y sin saber bien que decir, me cargué varios folios. Ya no sabía escribir. Pero dado que a la hora de la verdad, todos vamos a usar un teclado, (hipótesis que espero no sea cierta) ¿Sería mejor que los niños empezasen a leer y escribir con un...

Leer más

Navidades digitales, ¿pero emotivas?

Llegan las navidades y llegan cada vez más digitales, para bien y para mal. Ya apenas nadie escribe christmas, bueno ya apenas nadie escribe a mano alzada, pero llegado estas fechas nos felicitamos en red de una u otra forma. Para bien, los padres mandan las fotos de sus hijos a los abuelos mediante un correo. Para mal, nos machacamos a whatapps con mensajes multimedia, ingeniosos, ocurrentes, de dudoso gusto y con el problema añadido de que se pueden mostrar incluso tomando una cerveza, y de paso se enseña el último modelo de Smartphone. Esto también es la navidad. En mi caso además sólo podré felicitar a aquel que esté en mis contactos, en red. Primero olvide sus direcciones, luego sus teléfonos, y ahora sólo los tengo accesibles por el identificador de mi red. ¿No da un poco miedo que la extensión de nuestra memoria social, de nuestras amistades, resida en la red? Esto también es inevitable, sólo recuerdo a mis amigos de la infancia, pero son inaccesibles porque como entonces no existía la red no están entre mis contactos. Cuando empecé el yo digital tenía una tesis clara: somos seres emocionales, cualquier acontecimiento hace nacer un sinfín de emociones. Llega una chica nueva al trabajo y si no conocemos nada de la situación, juzgamos intuitiva y emocionalmente por todo lo que trasmite. En nuestras primeras citas el lenguaje corporal...

Leer más

Publicidad

Newsletter

Blog de Ciencia y Tecnología

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Publicidad