Mes: octubre 2007

La muerte del yo digital

El mundo que habita el yo digital es, hoy por hoy, un enjambre de autorretratos. Asistimos –no sin cierta perplejidad– al afán de miles, de millones de nuestros congéneres por revelarnos sus pensamientos, las músicas que les conmueven, los detalles, enternecedores o anodinos, de su quehacer cotidiano, los rincones de su ciudad donde su corazón descansa, o los heroicos o lúgubres avatares de su imaginación. Más pronto o más tarde –pensamos– esa turbamulta se asentará; las facetas dispersas de cada yo digital se engranarán en una estructura cuyo esqueleto tratamos de dilucidar. En un bellísimo ensayo sobre los orígenes del retrato en la pintura occidental, Tzvetan Todorov (2001) relata la escalofriante naturaleza de algunos de los vestigios más antiguos de nuestra práctica retratística. Bajo la dominación romana, los habitantes de la provincia de Egipto –muchos de ellos colonos griegos– acomodaron a sus ancestrales creencias algunas de las costumbres de los pueblos a los que acogían –entre ellas, la tradición helenística del retrato. En ciudades como Fayum, al suroeste de El Cairo, cientos de retratos pintados sobre tela con pigmentos mezclados con cera caliente se cosieron a los lienzos que envolvían el cadáver o se adhirieron a las tablas del sarcófago. Sabemos que estos retratos al encausto se pintaban en vida –lo hacían por lo general pintores de origen griego, que, aunque pusieran cierto empeño en la verosimilitud, recurrían con...

Leer más
Anuncios

Mentiras adaptativas

¿Tenemos un concepto realista de nosotros mismos? ¿Podemos predecir con fiabilidad nuestra propia conducta? Teniendo en cuenta que nuestros recuerdos dependen en mayor medida de nuestro estado presente que de las experiencias pasadas, cabe preguntarse: ¿somos capaces de percibir “objetivamente” el presente? Como expone Myers, autor de uno de los manuales de introducción a la Psicología más famosos, nuestra interpretación del presente está condicionada por una tendencia a percibirnos de un modo favorable: el sesgo a favor de sí mismo. Una de las implicaciones de este sesgo es que las personas se atribuyen más responsabilidad por sus buenos actos que por los malos. De esta manera, tendemos a interpretar nuestros éxitos como fruto de nuestro esfuerzo y dedicación; mientras que, generalmente, atribuimos nuestros fracasos a la mala suerte o a cúmulos de circunstancias sobre las que no teníamos ningún control. Por otra parte, este sesgo influye en que la mayoría de las personas consideren que están por encima de la media en cualquier característica subjetiva y socialmente deseable. Por ejemplo, en diversos estudios, cerca del 90% de las personas clasificaban su desempeño laboral como superior al de la media de sus compañeros de profesión. El sesgo a favor de sí mismo también se manifestó en una encuesta realizada en Estados Unidos al preguntar: ¿quién tiene probabilidades de ir al Cielo? El 19% de los participantes consideraron que O. J....

Leer más

El metaverso lejano

Corría el año 1992 cuando Neal Stephenson acuñó el término metaverso para describir un entorno de ficción donde los humanos interactuaban social y económicamente mediante iconos, moviéndose para ello dentro del soporte de un ciberespacio que servía como metáfora del mundo real, aunque sin las limitaciones físicas de éste. Tuvieron que pasar cerca de diez años -con sus correspondientes campanadas en el carrillón de la Puerta del Sol- para que los metaversos de Stephenson se hiciesen "realidad" en el Universo digital. En 2007, Habbo, Second Life y muchos otros juegos de rol multijugador masivo online [MMORPG] como los célebres Neverwinter Nights , Ultima Online , EverQuest , World of Warcraft o Guild Wars cuentan con millones de avatares dispuestos a bailar, charlar, discutir, establecer alianzas, comprar o vender armas, destronar reyes, levantar imperios, masacrar ciudades o enriquecerse virtualmente gracias a la especulación digital. Saltando de un metaverso a otro, yo puedo ser un jugador de basquet, un troll sanguinario, una espiritual elfa nocturna, un hipnotizador experto en provocar el caos, o una sensual avispa con cabeza de gato, dispuesta a mantener relaciones con cualquier avatar que me ofrezca tantos linden dolars como cuestan mis favores. Aunque entra de lleno en el objeto de estudio del Grupo ICIV, en este post no tengo intención de analizar las complicaciones/beneficios que podrían derivarse la fragmentación identitaria que se desprende de nuestra inmersión...

Leer más

Cuando mi yo digital se levante con el pié izquierdo

    La necesidad biológica, psicológica y digital de un yo no implica que el procesamiento de lo real se realice desde un único punto de vista fijo e inmutable. En un yo caben infinidad de mundos posibles. La intuición prepsicológica ha llegado muy lejos en la constatación de este fenómeno: – "Los años me han hecho ver las cosas de otra manera": Mi mundo infantil, tan distinto al adolescente, tan distinto al adulto. – "Y entonces saqué mi faceta salvaje…": Mi mundo laboral, familiar, sentimental… – "Ese día me había levantado con el pié izquierdo" : El mundo desde mi alegría, desde mi tristeza, desde mis ganas de vivir, desde mi abulia. Cuando me ponga a trabajar en colaboración con mi yo digital le tengo que dar las claves para hacer posible la emergencia de un mundo. Claves biográficas, sociales y emocionales. Un yo digital anclado en el tiempo, maleable socialmente y, como no, con derecho a levantarse con el pié...

Leer más

Otra diferencia digital más

Estaba reorganizando mis recuerdos digitales siguiendo las conclusiones y ateniéndome a los conocimientos que habíamos adquirido en el desarrollo del prototipo informático del Yo Digital. Y mientras lo hacía pensaba que esto mismo lo he realizado muchas veces y conscientemente a lo largo de mi vida. Por ejemplo cuando cambiaba de chica, o más concretamente cuando la chica me cambiaba a mi. Entonces ella y su entorno dejaban de ser recuerdos agradables y reposicionaba a mis amistades. Por supuesto estos reposicionamientos los hacía de forma consciente y hasta “racional”, sin embargo supongo que inconcientemente lo llevo haciendo con todas...

Leer más
  • 1
  • 2

Publicidad

Newsletter

Blog de Ciencia y Tecnología

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Publicidad