Categoría: Emociones digitales

Viejas glorias, nuevas identidades, y emociones desconocidas

Si me pidieran una máxima para definir esta primera década del siglo XXI en la que nos encontramos inmersos, yo me decantaría por reformular la Ley de conservación de la materia de Lavoisier: ni se crea ni se destruye, solamente se transforma. Y no hay más que ver las carteleras de los cines, las propuestas musicales, o los escaparates de las tiendas de ropa para comprender el sentido de mi afirmación. Desde que George Lucas abriera la "caja de las precuelas" en 1999 con su Episodio I: La Amenaza Fantasma, el siglo XXI parece haberse convertido en un revival de viejas glorias y grandes mitos de años, que alcanza su culmen en estos días con el estreno de la cuarta entrega de Indiana Jones , vinculado esta vez a una roswelliana calavera de cristal. En lo que respecta a la música del siglo XXI, se observa un fenómeno muy similar: ahí tenemos a The Police o Led Zeppelling en Gran Bretaña, y a Hombres G o Nacha Pop en nuestro país, por citar sólo cuatro ejemplos que llenan los estadios y rompen los corazones tanto de sus fans más nostálgicos, como de sus hijos e hijas. Desde mi punto de vista, e independientemente de sus repercusiones artísticas, este fenómeno del revival está sirviendo de plataforma para la visibilización de una nueva categoría social (¿una nueva definición identitaria?) que unos...

Leer más
Anuncios

La ficción onírica

De vez en cuando la ciencia divulga un dato especialmente sugerente por su alto valor explicativo. Del que voy a comentar a continuación surgen planteamientos que pueden llegar a afectar a nuestro yo digital: EL SUEÑO REM COMO UN ESTADO COGNITIVO DE FICCIÓN: La fase de sueño REM -la que remata los ciclos de sueño, en la que movemos rápidamente los ojos, en la que soñamos- es más duradera en las etapas vitales de aprendizaje. En los niños más que en los adultos y en las especies que aprenden más que en las especies con baja capacidad de modificarse en función de la experiencia. ¿Es el sueño REM un espacio de ficción en el que nuestra mente simula, sin consecuencias adaptativas, todas las alternativas vitales?. Esto explicaría parte del misterio que rodea a los sueños: el alto nivel de actividad cortical, su contacto con la realidad y su despegue, la intuición que tenemos de que los sueños influyen en nuestra vida, su estética, su intensa emotividad… Para una especie tan compleja como el ser humano sería imprescindible la ficción. De ficción carecen los trastornos generalizados del desarrollo (autistas, asperger…). Los espacios de ficción se amplian en el mundo virtual. Entretenimiento y…. aprendizaje. Y el yo digital permitiendo su control y...

Leer más

LA VIDA EN ROJO

  La emoción puede penetrar en el yo digital a través de los colores. La posibilidad de colorear aproxima la identidad digital a la biológica. Sobre todo si coloreamos en rojo. En la paleta cromática de la naturaleza el color rojo destaca por su intensidad comunicativa:  "Los hongos rojos, las mariquitas rojas, las amapolas rojas, son peligrosos si se ingieren; pero los tomates rojos, las fresas rojas, las manzanas rojas son buenas. La boca abierta de un mono agresivo es amenazadora, pero las nalgas rojas de una hembra sexualmente receptiva son atrayentes. Las mejillas sonrojadas de un hombre o de una mujer pueden ser indicio de cólera, pero también de placer. Así pues, el color rojo, por sí mismo, no puede hacer más que alertar al espectador, prepararlo para recibir un mensaje potencialmente importante; el contenido de este mensaje se interpretará solo cuando se haya definido el contexto de la rojedad" (The colour currency of nature: En capítulo 12 de Conciousness Regained, N. Humphrey, Oxford University Press, Oxford, 1984) Describiéndolo a partir de los parámetros emocionales que incluimos en el Yo Digital, el color rojo es un índice de nivel de activación sin valencia afectiva. Intensifica tanto lo placentero como lo aversivo. El rojo posee, además, un significado especial para las personas: -Altera el ritmo cardíaco y la actividad cerebral -Ocupa un lugar privilegiado en los sistemas cromáticos de todas las...

Leer más

Como lágrimas en la lluvia

En 1982, el director norteamericano Ridley Scott estrenó una película basada en la novela de Phillip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, que habría de convertirse en icono del cine de ciencia-ficción: Blade Runner Veinticinco años, siete versiones, unas cuantas secuelas y varios documentales después, los cinéfilos todavía siguen embarcados en sesudas discusiones acerca del mensaje filosófico del film, de la verdadera naturaleza de sus personajes, o del significado de cada uno de sus planos. En mi caso, la primera vez que vi a la dramática historia de los replicantes sentenciados por una exigua fecha de caducidad, yo estaba en segundo de carrera, y la pantalla del salón de actos de la facultad de Psicología de la Complutense donde se proyectaba era demasiado pequeña, de modo que las imágenes se "desbordaban" ligeramente sobre la pared. En cierto modo, a mí me ocurrió algo similar con el mensaje que me transmitían: sabía que había visto algo más que una película de ciencia-ficción, pero no tenía del todo claro qué era. Hace unas semanas asistí a una proyección de Blade Runner: The final cut, la última revisión del director con motivo del cuarto de siglo desde su estreno, en pantalla gigante, sesión nocturna y versión original. Quizá en parte por el entorno, pero sin duda por la predisposición psicológica que ha generado el proyecto del Yo Digital en todo...

Leer más

SONRISA digital.

S O N R I S A digital: retrato digital de emociones . Si una identidad digital puede devolverme sentimientos y emociones recordadas; experimentadas en momentos previos aunque yo no las tenga conscientes ahora… Incluso la identidad digital de otros puede arrojarme sentimientos registrados por otras personas (aunque sean nuestros más íntimos y allegados seres queridos)… … …Esto de las identidades digitales, por la propia definición de sentimiento, empieza a cobrar interés pero puede que también tenga sus riesgos. LAS EMOCIONES podrán ser consideradas agradables o desagradables. ¿ Querremos hacernos cargo de las emociones desagradables -propias o ajenas- ?, ¿y con las emociones INTENSAS; aún las agradables estarán aconsejadas para todos los usuarios y fisgones de las identidades digitales..? … … … ¿ Qué haremos con los sentimientos que NO nos gustan, o con los que nos ALTERan, nos arrastran con pasiones corporales (aunque nos agraden) ? … … … ¿Cómo afrontaremos (y quién nos enseñará a hacerlo) los sentimientos y los recuerdos “veraces” que nos confunden o con los que nos desagradan (los propios y los ajenos)...

Leer más
  • 1
  • 2

Publicidad

Newsletter

Blog de Ciencia y Tecnología

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Publicidad