EinsteinEs curioso que aún no se haya explotado el concepto de la inteligencia aumentada. En un mundo donde dominan los palabros de moda, “big data”, realidad aumentada, internet de la cosas, etc. … parece que tenemos miedo a pronunciar el de inteligencia aumentada. No todos al menos, y si no leer la entrevista a Ray Kurzweil, director de ingeniería de Google, quién vaticina que en 2030, podremos conectar nuestro cerebro a otro exterior, en la nube, que lo hará más potente.

Esto sí que es el concepto del Yo digital. No sólo nuestra memoria, la que nos trascienda estará en la nube, sino que nuestra inteligencia, o parte de ella, también. Realmente coincido bastante con esta aproximación. A saber, internet no nos ha hecho más listos, la impresionante cantidad de gadgets que nos rodean no han multiplicado nuestra capacidad de atención, eso sí nos hacen estar más preparados para hacer varias cosas a la vez, seamos o no nativos digitales. Por ejemplo en el S XX para manejar el coche sólo había que conducirlo ahora además el tenemos que tratar con el móvil y programar e interactuar con el GPS como poco.

Otra idea para potenciar nuestro intelecto sería recurrir a drogas, potenciadores cerebrales, y ahí la industria farmacéutica tiene su campo. Forbes lo identifica como el negocio del trillón de dólares. Evidentemente tendría éxito pero entraríamos en el campo del doping.  Si pienso que tiene más sentido la primera aproximación es porque el ser humano siempre se ha adaptado al medio, creando herramientas del mismo, y hoy por hoy el medio en el que nos desenvolvemos es digital.

Dos Niveles Inteligencia

Para más información: http://bit.ly/1xkLGAq


A la hora de analizar nuestra inteligencia, me parece interesante la aproximación de dividirla en dos tipos, la computacional, que conforma la parte inconsciente de intelecto y se la relaciona con los automatismos adquiridos y  la creatividad y la ejecutiva, que pertenece al nivel consciente y sería la sede de la capacidad de decisión, el autocontrol y en último término de la libertad individual.

Inspiración

Muchos genios reconocen que las soluciones se le aparecen como por magia y no por sesudas sesiones de esfuerzo. Aquí hay cierta analogía con el mundo digital actual donde obtenemos resultados sin teorías previas gracias al big data. Luego debemos decidir si los hacemos o no caso.

Esta teoría coincide con la del psicólogo premio nobel de economía Daniel Kahneman. En su libro “Pensar rápido, pensar lento” distingue entre los dos sistemas, uno rápido instintivo y emocional y otro más lento, deliberativo y lógico que exige además concentración y esfuerzo. Vamos como si tuviésemos nuestro big data interno que nos lanza soluciones pero que luego debemos discernir si las seguimos o no, u optar entre ellas.

Me quedan muchas dudas: que parte de nuestra inteligencia dejaremos en la red, la emocional o la ejecutiva. Miedo me da. Claro que la solución si existe, no tiene por qué ser única.

mente_sana_cuerpo_sanoOtra cuestión es si este paso será reversible. Si de una inteligencia aumentada podremos regresar a una inteligencia sin ayuda. Según hemos ido evolucionando ya no sabemos utilizar técnicas de épocas pasadas, en automoción hemos olvidado cosas como cambiar una bujía, y si fuésemos más atrás, y si tuviésemos que tratar con caballos. Y de ligar no hablamos, seríamos capaces de hacerlo mediante bailes a media luz en discotecas tipo SXX en lugar de en portales de contactos. Claro que eso es sexualidad aumentada que vende más.